Mujeres que nos inspiran en el sector AGRO: TERESA GIL, responsable Financiera y de Marketing en SEMBRADORAS GIL


“Llevará años ver a más mujeres en puestos de responsabilidad”


Teresa Gil es una joven que con tan solo 28 años ocupa el puesto de Responsable Financiera y de Marketing en la empresa de maquinaria agrícola Sembradoras Gil, fundada en 1954, y actualmente entidad socia de Ansemat (Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes).

Podemos decir que la presencia de Teresa Gill en este cargo es una excepcionalidad, por dos motivos: el primero por su juventud, sin embargo antes de llegar a este puesto se ha formado durante 5 años fuera de esta empresa familiar. Ella es un claro ejemplo del relevo generacional que se está dando el sector agrícola. Y el segundo motivo, y el hecho que justifica esta entrevista, por ser mujer: pocas veces una mujer ocupa puestos de responsabilidad dentro de un sector tan masculinizado como es el agrícola en general y el de la maquinaria en particular.

Por todo esto Teresa Gil nos inspira en Mujer Agro y eComercio Agrario, y con ella charlamos sobre cómo percibe, como mujer, el mundo agrícola y cómo lo ve dentro de unos años en materia de igualdad de género.

¿Desde cuando trabajas en Sembradoras Gil y cómo ha evolucionado tu responsabilidad dentro de la misma?
Siempre he tenido claro que quería trabajar en la empresa familiar, pero mis padres me marcaron dos condiciones: la primera era formarme y la segunda adquirir experiencia previa en otras entidades. Y así lo hice, soy Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y durante 5 años estuve trabajando en otras empresas, aprendiendo y adquiriendo conocimientos para luego poderlos aplicar a mi negocio. A Sembradoras Gil llegué hace dos años, cubriendo una baja y con tareas administrativas. Desde entonces he pasado por varios departamentos hasta el actual, asumiendo poco a poco mayor responsabilidad, desempeñando en estos momentos tareas de responsable financiera y de marketing.

Es un sector, el de la maquinaria agrícola, muy masculinizado…
Es cierto, sobre todo cuando vas a ferias y sales al campo es cuando más lo percibes, no tanto dentro de nuestra empresa, donde sí hay una importante presencia de la mujer. También tengo que reconocer que yo no he notado en ningún momento un trato diferente por el hecho de ser mujer. Independientemente de que seas hombre o mujer, tú debes demostrar tu valía, tus conocimientos y experiencia, y eso es lo que la sociedad debe tener claro: que no hay que desprestigiar ni alabarla a la mujer, sino valorar lo que aporta como persona, al sector, a la sociedad o a la empresa.

¿Veremos a más mujeres en puestos de responsabilidad dentro de este sector?
Yo creo que es un proceso lento, pero también porque somos pocas las que actualmente trabajamos en él, por lo tanto alcanzar puestos de dirección será más lento que en otros ámbitos, llevará unos años. De todas maneras, una vez que sales al campo y conoces las historias de cada explotación, te das cuenta que realmente hay muchas mujeres trabajando en el campo, aunque no son visibles. También tengo que reconocer que la decisión sobre qué maquinaria comprar o cuándo invertir, la toman, en muchísimas ocasiones, las mujeres aunque luego la cara visible sea el hombre.

COLABORADORES



 

MEDIA PARTNERS